Entrada Etiquetada ‘privacidad’

La sociedad del control

La sociedad del control es un interesante libro acerca de la privacidad, puede descargarse desde aqui.
También recomiendo el blog del autor, Jose F. Alcántara.

La privacidad ahora está muy de actualidad pues esta siendo amenazada progresivamente tanto en el entorno digital como en la vida cotidiana. Este debate acerca de la privacidad aún no ha llegado a la sociedad o al menos no en gran medida pero se intuye que pronto tendrá que llegar.

Los detractores de la privacidad argumentan que las personas tienen deseos de privacidad porque tienen algo que esconder, porque han hecho algo mal, porque son delincuentes, terroristas, crakers,… pero esto no es cierto la privacidad es un derecho, tanto es así que está amparado por la constitución y por la declaración universal de derechos humanos, pero cuando se redacto la actual legislación no existían los medios que ahora existen para poder violar la intimidad de las personas a un coste razonable como ahora ocurre, por lo que las medidas para garantizar este derecho no están recogidas en la legislación actual, es un derecho que aún hay que defender, mas bien hay que ganárselo, y la única solución es que la sociedad tome conciencia del problema y consiga que se aprueben leyes que defiendan el derecho a la privacidad como verdaderamente se merece.

Mucha gente no es consciente que su intimidad puede ser vulnerada fácilmente en la actualidad, por ejemplo yo le suelo pedir a la gente que me envía correos electrónicos que los firme digitalmente y que los cifre para que solo yo los pueda leer y que además con la firma pueda asegurar su origen, para que sea de esta forma una comunicación verdaderamente privada, muchos me dicen que es igual que no hay nada que esconder, esa no es la cuestión, es igual que no haya nada que esconder, una cosa es tener algo que es esconder y otra tener derecho a la privacidad de las comunicaciones, mandar un correo electrónico es como mandar una postal, el mensajero o cualquiera que intervenga la comunicación puedo leerlo y usar su información en su favor, así que es imprescindible cifrarlo, como también lo es meter una carta dentro de un sobre. El problema es que la gente desconoce que su intimidad puede ser vulnerada tan fácilmente, desconocen la batalla que se esta llevando en la actualidad para que nuestra privacidad deje de ser un derecho, para que lo normal y cotidiano sea la violación de la intimidad, por una parte los poderes públicos siente la necesidad de controlar toda nuestra vida para así hacer su trabajo más fácil, para poder detectar más fácilmente a los delincuentes, a los terroristas, por otra parte empresas privadas ven un gran negocio en conocer todos los aspectos de nuestra vida, hasta el mas mínimo detalle es importante, para así poder dirigir mejor la publicidad hacia nosotros, para conseguir vendernos mas productos de consumo.

Los medios que se utilizan para vulnerar nuestra privacidad en la actualidad son variados:

  • La videovigilancia en espacios públicos se esta generalizando alarmantemente.
  • El uso de chips RFID también está creciendo,son de uso muy común en supermercados y en el sector textil, incluso se han implantado en el nuevo pasaporte por imposición de EEUU y ahora incluso también avalado por la Union Europea. La gente parece aceptarlo, debe ser cuestión de desconocimiento de las implicaciones que esto supone, si la gente no reacciona terminaran por poner también este tipo de chips en el DNI.
  • También todas las comunicaciones tanto telefónicas como electrónicas son registradas sistemáticamente, las compañías telefónicas están obligadas a hacerlo pues los poderes públicos se lo exigen.
  • Los grupos de presión de la propiedad intelectual quieren que se impida el intercambio de contenidos con copyright en la red para lo que piden que se vigile el contenido de las comunicaciones y así poder detener el intercambio cultural.
  • Hay cada vez más servicios de uso masivo en la red que acumulan nuestras comunicaciones, correos, conversaciones de mensajería electrónica, llamadas telefónicas o de voip, documentos, para analizarlos y así conocernos mejor y poder adaptar la publicidad que nos presentan para que esta tenga mas éxito.

Declaración Universal de Derechos Humananos, 1948.
Art 12. Nadie será objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia, ni de ataques a su honra o a su reputación. Toda persona tiene derecho a la protección de la ley contra tales injerencias o ataques.

Constitución Española
Art 18.

  1. Se garantiza el derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen.
  2. El domicilio es inviolable. Ninguna entrada o registro podrá hacerse en él sin consentimiento el titular o resolución judicial, salvo en caso de flagrante delito.
  3. Se garantiza el secreto de las comunicaciones y, en especial, de las postales, telegráficas y telefónicas, salvo resolución judicial.
  4. La ley limitará el uso de la informática para garantizar el honor y la intimidad personal y familiar de los ciudadanos y el pleno ejercicio de sus derechos.

Aplicaciones web y de escritorio

Cada vez existen en la red mas aplicaciones web y cada vez con mas funcionalidades con las que se puede llevar a cabo distintos trabajos, algunas de estas aplicaciones vienen a realizar las mismas funciones que tradicionalmente se han realizado desde aplicaciones de escritorio.

Esta claro que en la actualidad las aplicaciones de escritorio ganan por goleada frente a las aplicaciones web en cuanto a funcionalidad, usabilidad y disponibilidad pero es de esperar que las aplicaciones web vayan mejorando con el tiempo y se acerquen a las de escritorio.
La principal ventaja de las aplicaciones web es que pueden accederse desde cualquier ordenador este donde este, que tenga conexión a internet y que los datos permanecen guardados en el servidor por lo que la perdida de estos datos no puede ocurrir tan fácilmente como podría ocurrir en un solo ordenador y de esta forma ahorrarnos el trabajo de tener que realizar copias de seguridad, bueno esto sería así si el que ofrece la aplicación web hace bien su trabajo. Otra ventaja importante es que la mayor parte del trabajo de la aplicación la hace el servidor y no el ordenador cliente de forma que el cliente no necesita tener un ordenador potente para poder realizar el trabajo.

Sin embargo las aplicaciones web también tienen unas importantes desventajas, el usuario en cierta manera pierde el control de los datos que maneja la aplicación y tiene que confiar en el buen hacer del que ofrece el servicio, en este aspecto la privacidad cuenta un gran papel, para confiar los datos que se manejan a otra empresa hay que confiar mucho, aparte de confiar en el propio servicio también los datos pasan por los intermediarios como el ISP que da acceso a internet y quizá pueda ser interceptado por terceros, bueno en este caso supongo que en teoría bastaría con que el servicio usara protocolos que cifren las conexiones para librar este problema.
Aparte de perder el control de los datos, también se pierde el control del propio programa en si que se ejecuta en el servidor y que no está al alcance del usuario saber como funciona y lo que hace o deja de hacer, en este aspecto se asemeja al software privativo. Otro aspecto importante es que para poder tener acceso a la aplicación web se necesita tener una conexión a internet permanente lo que no siempre se tiene o simplemente puede fallar la conexión a internet y se corta el acceso a las aplicaciones web, en definitiva se pone una capa más de complejidad al sistema que en algún momento puede fallar, esto también se puede solventar, por ejemplo Google ha diseñado google gears, con esta aplicación se puede ejecutar algunas de las aplicaciones web de Google en el propio ordenador sin conexión. Chrome el nuevo navegador de Google lleva integrado este sistema.

En definitiva reconociendo las virtudes que tienen, y mas que tendrán, las aplicaciones web yo personalmente sigo prefiriendo indiscutiblemente las aplicaciones de escritorio y la principal razón es que prefiero tener los datos bajo mi control y poder manejarlos aunque no se disponga de conexión a internet. Aunque también es cierto que uso algunas aplicaciones web pero no aplicaciones web que sustituyen a aplicaciones de escritorio.