Archivo para marzo, 2009

La propiedad intelectual sin límites.

Paso a paso los derechos de autor van tomando más y más posesiones y ampliando su terreno de juego. La arquitectura suele tomarse como ejemplo en el que la cordura dicta que la mal llamada propiedad intelectual no está por encima de la propiedad privada del dueño de la obra y su derecho a usar la obra a su antojo, ya sea una vivienda o un edificio público, y hacer las reformas que crea oportunas, siempre claro está, dentro de la legalidad vigente.

Se suele comparar las obras de arquitectura con el resto de obras artísticas para hacer notar que la mal llamada propiedad intelectual no tiene demasiado sentido, argumentando por ejemplo que cada vez que alguien observa un edificio monumental o hace uso del mismo, o incluso de la casa de donde vive, no hay que pagarle una cuota por ello al autor del proyecto pues ya se le pagó por sus servicios cuando realizó su trabajo proyectándolo. Afirmando que pretender recibir ese tipo de pago por uso sería algo absurdo, en contraposición con lo que se quiere imponer en la musica y la literatura, en este ámbito se pretende cobrar por cada vez que una persona escuche una canción o se lea un libro en vez de un pago único por la composición o escritura de la obra.

Pues bien, parece que la cosa no estaba tan clara como parecía en el ámbito de la arquitectura. Leo en la habitación roja a través de construmatica que el famoso arquitecto Calatraba ha ganado un juicio en el supremo en el que se condena al Ayuntamiento de Bilbao y a las promotoras implicadas en la reforma a un pago de 30.000 euros por realizar una modificación en el puente Zubizuri. La modificación es una pasarela que une el puente con las torres de Isozaki, y que el autor piensa que daña la belleza de su obra.

Esta condena, ya que es del supremo, puede crear un precedente por lo que la mal llamada propiedad intelectual ha dado en este ámbito un paso adelante. Un paso contra el resto de la sociedad. Si se pudiera ampliar este mismo derecho del autor sobre todas las obras de construcción estaríamos totalmente a merced de los autores, habría que pedir su consentimiento para reforma cualquier obra y por lo tanto la reforma la debería aprobar cada uno de los autores de cada una de las obras, no cualquier arquitecto podría hacer cualquier reforma solo el arquitecto que lo diseño, anulando así la competencia que podría existir entre unos arquitectos y otros, adiós a los concursos, se tendría que adjudicar solo al autor inicial del proyecto, ya que sino se hace podría este denegar la modificación o pedir una indemnización inasequible. La verdad no se que consecuencias podrían derivarse de esta resolución del supremo, habrá que esperar la interpretación de algún experto, pero a mi me parece que no son triviales.

A mi me quedan muchas dudas:
¿Tendré que pedir permiso al arquitecto que diseño mi vivienda si deseo hacer unas reformas?
¿Sólo si mi vivienda es lo suficientemente bonita para considerarse una obra artística emblemática? ¿Quién decide que obra se merece este honor y cual no?
¿Y cuando el arquitecto que la proyectó muera quién será el que decida?
¿Sus herederos heredaran estos derechos de autor como sucede con la musica o la literatura y entonces tendrán que aprobarlo ellos?, ¿Aunque no estén cualificados para hacerlo?
¿Cuántos años duran estos derechos? ¿Son eternos o caducan a cierto tiempo?
¿Seguro que no llegará un día que tenga que pagar una cuota por usar mi vivienda si tengo la suerte o la desgracia, según como se mire, de ser una vivienda muy bonita?
¿Tendré que pagar por pasar por delante de un edificio monumental y admirar su belleza?
¿Le pondrán un canon a los ladrillos y al hormigón por si algún desalmando pretende hacer una modificación a uno obra sin consentimiento del autor para compensar las ingresos no percibidos por el autor?
¿Se fundará la SGAP (Sociedad general de arquitectos y promotores), para gestionar estos derechos y denunciar a los que quieran hacer reformas sin pagar al arquitecto creador?

Free Blogger: Los bloggers italianos obligados a registrarse.

Leo en Mangas Verdes que en Italia han aprobado una ley por la que los blogers italianos tienen que inscribirse en un registro, y no solo eso sino que autoriza al Ministerio del interior a ejercer censura sobre los blog sin autorización judicial.
Malos tiempos para la red y para la libertad de expresión en Italia. Y ya saben el refrán, si las barbas de tu vecino ves cortar…

En España se aprobó una ley, la LSSI, por la que los blog que tengan ingresos tienen que identificarse, así que en cualquier blog con publicidad, aunque solo sea para pagar el hosting, el autor tiene que exponer sus datos personales. Lo que ya en si provoca bastante censura pues exponer datos personales en la red da bastante repelús, y muchos se lo pensaran mucho antes de hacerlo, contradictorio en mi opinión con la ley de protección de datos. Pero al menos de momento en España, la censura solo la puede realizar un juez, aunque la LSSI deja la puerta abierta a este tipo de censura sin intervención judicial.

Según los antecedentes de nuestro gobierno en estos aspectos, se puede deducir que este tipo de censura también se pueda instaurar en España. La libertad de los contenidos de internet generados por los mismos usuarios en blogs, páginas personales y redes sociales contrasta drásticamente con el control y la censura previa de la información que se ofrece por los medios tradicionales tanto en papel, televisión como en la propia red. Parece que se tiende hacia el control y censura de esta información no regulada, deben ser muy malignos estos blogers y las informaciones que publican para requerir leyes especiales que pueden atentar contra derechos fundamentales como el derecho a la información y la libertad de expresión. La escusa para la censura que suelen esgrimir siempre son los derechos de autor y la mal llamada propiedad intelectual y como no también aludiendo a temas tan repulsivos y escabrosos como la pornográfica infantil.

Sobre BIM y CAD

Debido a que cada vez se encuentra mayor cantidad información en la red sobre Modelado de información de construcción (BIM) y que hay mucha más publicidad de los programas que implementan esta forma de tratar los proyectos de construcción es posible deducir que las empresas del sector de la construcción, ingeniera y arquitectura, están empezando realmente a dar el salto desde los programas de CAD a los de BIM.

El cambio a BIM supone un cambio drástico en como se trata la información de los proyectos y es de suponer que traerá mucho beneficios para todos los implicados en el sector. A mi la utilización que se hace del CAD en la construcción siempre me ha parecido bastante obsoleta en comparación con lo que realmente la informática podría ofrecer en este campo. Nunca entendí, el uso masivo que se hace de Autocad y de su formato de archivo DWG, que gracias a la política restrictiva de Autodesk, la empresa que lo gestiona, ha hecho que no haya una competencia real en el campo del CAD y en particular para la construcción. El formato DWG ha sido un muro infranqueable para la competencia entre aplicaciones, para impedir artificialmente la interoperabilidad entre aplicaciones, algo fundamental para crear competencia y no estar todo el sector atado a un solo proveedor de software. Solo el consorcio de empresas Intellicad, ha conseguido mediante ingeniería inversa sobre DWG crear la librería DWGdirect para escribir el formato OpenDWG, formato en teoría compatible con DWG, esta libreria en realidad a pesar de su nombre tiene una licencia bastante restrictiva y no puede usarse en software libre, por lo que la FSF está intentando crear una alternativa libre. Pero a pesar del logro de este consorcio no han conseguido sus integrantes hacerle mucha competencia a Autocad una vez ya establecido su amplio monopolio en CAD.

Yo aún no he tenido la oportunidad de probar ninguno de estos programas BIM, pero me he llevado una grata sorpresa al indagar un poco por la red y ver que hay un formato abierto para estos programas y que los más importantes programas están implementándolo aunque, como digo, no he probado ninguno así que no se realmente el grado de compatibilidad que tendrán con este estándar abierto y la interoperabilidad conseguida entre ellos ni tampoco la interoperabiladad con otros programas relacionados, como los de mediciones, cálculo de estructuras, instalaciones, etc.
El fichero se llama IFC y es gestionado por el organismo independiente International Alliance for Interoperability (IAI).
La existencia de este formato estándar da pie a la competencia real entre empresas que ofrecen productos para esta plataforma BIM, y también puede dar pie para que se pueda crear algún programa con software libre que lo implemente, aunque no se si esto llegará realmente algún día. El CAD ya es de por si una herramienta técnica no usada por el usuario común y eso en gran parte junto con el privativo formato dwg ha hecho que no haya ninguna implementación libre que este a la altura de los programas privativos, pero el BIM es aún un herramienta mas especifica, usándose solo en el sector de la construcción, por lo que será difícil que alguna empresa apueste por crear una implementación libre ya que la comunidad de usuarios que se genere a su alrededor sería bastante reducida, aunque quien sabe, cosas mas raras se han visto, en verdad al final las empresas clientes no pagan por el producto en si, sino por un buen soporte que le solucione los problemas que vayan surgiendo y que además vayan actualizando el programa para que no se quede obsoleto. Se observa que en cada vez mas sectores del software se esta imponiendo el pago por servicios y reduciendo el del pago por licencias, en este ámbito el software privativo no es rival frente al software libre.

Los programas más destacados en BIM son ArchiCAD, Allplan y Revit:

  • ArchiCAD es desarrollado por la empresa húngara Graphisoft, funciona sobre Windows y MAC OS. Graphisoft es uno de los mas activos miembros de la la IAI, impulsora del formato abierto IFC.
  • Allplan es desarrollado por la empresa alemana Nemetschek, funciona únicamente sobre Windows, aunque inicialmente se creo para sistemas Unix. Nemetschek compró a la empresa Grafhisoft, así que en la actualidad tanto Archicad como Allplan son desarrollados por el mismo grupo empresarial.
  • Revit es un programa de Autodesk, que compro en su día a la empresa que lo creo, Revit Technology Corporation. Funciona unicamente sobre Windows.

Lamentablemente ninguno de estos programas funcionan sobre Gnu/Linux, y sólo uno sobre MAC OS. En cuanto al monopolio de los sistemas operativos privativos no se avanza con al paso de CAD a BIM, incluso se retrocede pues al menos si que hay un software CAD que funciona sobre Gnu/Linux, BricsCad (aunque apoyándose en wine) y limitado a trabajar con versiones de DWG y DXF 2004 o anteriores, de la misma forma que el resto de programas CAD de la competencia de AutoCAD que se basan en la librería DWGdirect.

Desconozco si alguno de estos programas BIM se puede hacer funcionar sobre wine pero lo dudo bastante, la página web de wine no da buenas expectativas de ello.