Archivo para la Categoría ‘Construcción’

pyArq Presupuestos liberado

pyArq Presupuestos

pyArq Presupuestos es un programa libre de mediciones, presupuestos y control de obras de construcción bajo la licencia GNU GPLv3 o posterior.

Es una aplicación desarrollada en el lenguaje interpretado Python y usa la biblioteca pyGTK como entorno gráfico, con la intención de ser un programa multiplataforma.

pyArq Presupuestos forma parte de mi proyecto pyArq.

El programa está aún en estado beta de desarrollo por lo que no hay aún una versión estable y funcional. Puede importar presupuestos y bases de precios normales en formato FIEBDC (bc3) para ser visualizadas, pero aún falta de implementar el registro P (registro paramétrico), por lo que no pueden importarse las bases de precios paramétricas. Nada más puede hacer, no se pueden crear, editar o guardar presupuestos, ni generar informes aún.

Hace ya tiempo que inicie la programación de pyArq Presupuestos con la intención principalmente de aprender a programar, eligiendo el lenguaje python por ser una plataforma libre y multiplataforma, pero sobre todo por ser uno de los lenguajes más fáciles de aprender ya que es interpretado, es decir no se necesita compilar para probar el código, es de muy alto nivel, potente y relativamente simple, con una sintaxis muy expresiva, concisa y fácil de entender, y muy popular en el entorno del software libre. Lo que hace que las aplicaciones en python se puedan desarrollar mucho mas rápido que en otros lenguajes. La contrapartida es la perdida de eficiencia, sobre todo comparado a lenguajes como C o C++.

Como entorno gráfico elegí GTK+ y la biblioteca para usarla con python pyGTK, una difícil elección frente a otras opciones como wxpython, biblioteca para usar wxwidget en python, que proporciona una interfaz gráfica basada en las bibliotecas ya existentes en el sistema por lo que se integra perfectamente en muchos entornos, y pyQT, biblioteca para usar QT en python, mucho más que sólo un entorno gráfico. Decidiéndome por pyGTK más que nada por mi afinidad con GTK y Gnome.

Para ahorrar tiempo en la importación de las bases de precios y también para poder guardar el estado del programa en todo momento de forma que pueda cerrarse en cualquier momento y abrirse presentándose en el mismo estado en que se cerró tengo pensado el uso del sistema de persistencia de objetos para aplicaciones escritas en Python Durus, aconsejado por jcea que es muy convincente a la hora de recomendar usar sistemas de persistencia de objetos frente a los sistemas tradicionales de bases de datos relacionales. Aprovecho aquí la ocasión para agradecer al resto de gente que pulula y/o pululaba por las salas de jabberes quienes me introdujeron en este mundillo del software libre.

Empecé con un proyecto de mediciones pues no había ningún proyecto en marcha, ni sigue habiéndolo que yo sepa, parar crear un programa de mediciones libre. Y me parecía algo lo suficientemente sencillo como para poder llevarse a cabo y lo suficientemente complejo como para ser un buen reto.

En principio la idea era pasar el proyecto a estado beta, versión 0.0, con acceso público, cuando cumpliera el primer objetivo, es decir cuando el programa hiciera algo útil para las personas usuarias, como poder importar y visualizar presupuestos y bases de precios en formato FIEBDC (bc3), este objetivo está bastante cerca de cumplirse aunque también es verdad que el desarrollo actual es bastante lento. Aunque siguiendo los consejos de Rafael Villar Burke y la máxima “publica pronto, publica a menudo” el proyecto pasó a estado Beta, haciendo que el desarrollo pueda ser seguido públicamente desde BitBucket.

Multa para las principales aseguradoras del decenal

Me entero a través de meneame que las principales aseguradoras del seguro decenal de construcción han sido multadas con la espectacular suma de 120 millones de euros por la Comisión Nacional de la Competencia (CNC). Las empresas multadas son Mapfre, Asefa, Caser, Swiss Re, Munich Re y Scor.

La multa se debe a que han pactado los precios del seguro decenal y no solo eso sino que obligaron a todo el resto de aseguradoras a cumplir con el pacto, de forma que crearon un autentico cártel empresarial.

Es de agradecer que, al menos en este caso, la CNC cumpla con su trabajo ya que ,junto con la corrupción, el pacto de precios es el principal problema que azota este país. No estaría de más que esta entidad fuera ciudad por ciudad, barrio por barrio cerciorándose del acuerdo de precios de venta de los pisos que es más que evidente.

Otro edificio que se derrumba

Esta vez en Palma y por desgracia hay que lamentar víctimas mortales.

Desconozco totalmente las circunstancias del suceso salvo por los pocos datos al respecto que han dado los medios de desinformación masivos. Pero lo que queda patente es que a pesar (o quizá gracias) a que la construcción ha sido el motor de nuestra economía por mucho tiempo estos tremendos sucesos se siguen sucediendo con cierta asiduidad, dando la sensación de que vivimos en un país tercermundista, entre los derrumbes, los incendios y las explosiones provocadas por fugas de gas natural o gas butano estamos abrumados por tanta catástrofe.

Supongo que las causas serán múltiples y difícil de diagnosticar, pero toda la gente implicada en el sector debería concienciares de que hay que tomar medidas, desde los legisladores, la administración, los promotores y constructores, los arquitectos y arquitectos técnicos, y como no, los propietarios de los inmuebles. Se deben respetar las normas de construcción e incluso instar para que se mejoren y se deben respetar las normas de mantenimiento de los inmuebles. En este aspecto es muy importante que se lleve a cabo de una vez por todas la implantación de las inspecciones técnicas de los edificios, en mi opinión no se hizo bien por parte de los legisladores dejar de la mano de los ayuntamientos la puesta o no en marcha de esta medida imprescindible para asegurar el estado idóneo de los edificios para cumplir las necesidades para las que fueran construidos.

Está por ver lo que sucederá con todos estos edificios que se han construido durante el boom inmobiliario y que a pesar de venderse a precio de oro se construían en pésimas condiciones en el que el objetivo primordial era construir en el mínimo tiempo posible quedase como quedase la obra ejecutada. Bueno, realmente tampoco se puede generalizar y habrá de todo pero esta era la tónica general. Todos estos edificios si que necesitarán un mantenimiento muy cuidado y una buena inspección técnica, hasta se me hace mucho tiempo que sea dentro de veinte años. Pero debido al alto precio que se pagó por su compra y a la crisis económica que sufrimos mayoritariamente causada por este mismo exceso, supongo que muchos de los que los compraron y que estarán hipotecados durante varias décadas dudo que tengan los recursos necesarios para mantener en buen estado su cara “inversión”. Como dije, está por ver lo que sucederá, pero el futuro de la estabilidad de los edificios no pinta bien.

Nota: Pongo inversión entre comillas, porque es como suele llamarse en los medios a comprar un piso, una bonita técnica comercial para convertir un gasto en una inversión, semejante al que usan los supermercados, que a comprar lo llaman ahorrar.