Archivo para mayo, 2009

El derecho a leer

Parece como si ayer fuera cuando Richard Stallman escribiera el artículo titulado “El derecho a leer” y que bien pudiera haberlo hecho en España como protesta a una de las nuevas propuestas del presidente del gobierno. Cuando Richard Stallman escribió este artículo en EEUU parecía un total despropósito que algo semejante pudiera ocurrir en la realidad aunque es cierto que los defensores del copyright empezaban a influir en el poder para llegar hasta ese punto.

La propuesta en concreto de nuestro ejecutivo es la de dotar a todos los niños de un portátil. Esta propuesta así planteada parece del todo aceptable e incluso aplaudible, pero como se puede leer en moscaenlasopa.net lleva escondida en la recámara otras intenciones mucho más inquietantes.

Se puede leer en el ultimo párrafo de un artículo en El País al respecto de la propuesta:

Las editoriales trabajan en el desarrollo de paquetes de materiales digitalizados, cuya novedad sería que los libros electrónicos llevan implantados un gestor (un hardware) que contiene una licencia personal para cada usuario. El niño al entrar en el ordenador introduce la contraseña que va en su licencia y empieza a trabajar en su libro digital. El gestor sirve también para que el profesor controle lo que hace cada niño en su ordenador. El ministerio está en contacto con las editoriales para ayudarlas a impulsar la renovación de su sector. El paquete contempla complementos, como diccionarios, recursos didácticos de ampliación y refuerzo y un abanico de actividades que dependen de la habilidad de cada niño. Lo que aún falta por definir es cuál es el precio de mercado de la licencia del libro digital.

Y ahí es donde está el quid de la cuestión, la medida no pretende en si fomentar el uso de la informática en la escuela, sino mas bien la implantación de un sistema de control de los libros de texto electrónicos para la escuela. Formando una plataforma semejante a la predicha por Richard Stallman en el artículo citado. Por cada alumno una licencia de uso de cada libro comprado y un sistema formado por hardware y software que controle cuando el alumno accede a cada libro para poder ser controlado estrechamente, en principio por su profesor pero que bien podría ser ampliado para que el editor del libro controlase el uso que se hace de su obra.

Está medida me parece un total y absoluto despropósito pues aprovechándose del coste cero que tiene realizar copias de libros electrónicos, lo lógico es que se pasase a un modelo distinto de distribución de libros de texto, de forma que el estado encargase la redacción de los libros escolares bien a empresas privadas o incluso a sus propios funcionarios, y la distribución fuera hecha por el propio estado, bien con una propia red educativa o simplemente a través de internet. La redacción de los libros creo que sería fácilmente asumible por el propio estado en caso de ser encarga a empresas privadas pues para eso la educación en España es gratuita y obligatoria.

Lo que no es lógico es que con el cambio del libro físico al libro electrónico se pretenda perpetuar el modelo de negocio de remuneración por copia, cuando esta copia se puede hacer con coste prácticamente nulo. Es bien cierto que con este cambio las editoriales que se dedican a los libros de texto se verán muy perjudicadas, pero no puede ser de otra manera, es algo natural, también lo serán los fabricantes de tizas cuando se impongan las pizarras electrónicas, son cosas del progresos tecnológico, unos negocios obsoletos dan paso a otros nuevos.

El parlamento europeo da un respiro a la libertad en la red

Según cuentan en algunos medios (El país, El mundo, Europapress, Ecodiario, Libertad digital ) y por supuesto muchos blogs y páginas (Asociación de internautas, Banda ancha, Meneame, Mangas verdes, hacktivistas) el parlamento europeo no ha aprobado el paquete telecom.

En principio esta ley europea era neutral con respecto de las libertades en la red, pero posteriormente se le añadieron varían enmiendas que tiraban por tierra la idea inicial de la ley. Una de estas enmiendas pretende cargarse la neutralidad en la red, de forma que los ISP puedan limitar a su antojo la conexión a sus usuarios pasando de ser unos meros prestadores de servicios a los policías de la red, pudiendo dar acceso limitados según tarifas, censurar contenidos, dar prioridad a unos contenidos sobre otros, dar conectividad a uno o varios protocolos pero cortando el resto, en fin, el final de la red tal como la conocemos para poderla convertir en algo que recuerda a la antigua InfoVía de Telefónica en la que solo se podía acceder a los operadores con los que Telefónica había firmado acuerdos.
Otra de las enmiendas trata de evitar las descargas de contenidos protegidos por derechos de autor, para ello se da la opción de tomar medidas contra los usuarios que los descarguen de forma que se les pueda multar e incluso desconectarlos de la red, e incluso debiendo el usuario a pesar de estar desconectado seguir pagando la conexión a la operadora, todo ello sin intervención judicial. También propone la persecución y censura de los sitios que ayuden a la descarga de archivos con contenido protegido por derechos de autor facilitando enlaces o información. Parece que la idea es justificar leyes como la Hadopi que se quiere implantar en Francia, y que claramente es anticonstitucional por vulnerar derechos fundamentales tales como la privacidad de los usuarios y la inviolabilidad de las comunicaciones.

La votación de hoy ha hecho que se aprobara una enmienda en la que se obliga a que cualquier medida que se tome contra los usuarios por descargar contenidos protegidos se debe hacer con intervención judicial, de modo que la ley no puede aprobarse como está y se debe de volver otra vez a debatir. Así que el parlamento volverá a votar esta misma ley en el futuro, veremos que pasa en futuras votaciones en el parlamento.

En cuanto a los votos de los eurodiputados españoles cabe destacar que los del Psoe han votado a favor de esta enmienda, los del PP la mayoría se han abstenido, alguno ha votado en contra y alguno a favor. Una total contradicción con las posturas que mantienen estos mismo partidos en España, ya que el Psoe desde el gobierno trata de poner estas mismas limitaciones a la libertad en la red, mientras que el PP, aunque solo sea de palabra y no de hechos, apuesta por la libertad en la red. Digo que aunque solo sea de palabra pues en el pasado intento limitar la libertad en la red cuando estaba en el gobierno igual que ahora lo está haciendo el Psoe.

Lo peor de esta historia es que de cara a las próximas elecciones europeas los ciudadanos que apostamos por la libertad en la red no encontramos en los partidos españoles ninguna opción política que defienda nuestras ideas. Por una parte los dos partidos mayoritarios PP y Psoe apuestan por el control y censura de la red. Y el resto de partidos mas pequeños tampoco se declaran abiertamente defensores de la libertan en la red.